Hidrodemolición

Qué es la hidrodemolición

El sistema tecnológico de la hidrodemolición, es un procedimiento cuyo origen surge en los años 80 en Suecia, al encontrarse problemas en las infraestructuras públicas para reparar el hormigón altamente dañado en las mismas, sin ocasionarle ningún perjuicio ni vibración a los tableros de los puentes u otras estructuras.

Dicho sistema hace uso del agua a alta presion, facilitando la eliminación del hormigón dañado, sin provocar ninguna fisura ni vibración a la estructura, como podría sucederle en el caso que se usasen otros procedimientos actuales, como pueden ser martillos u otro tipo de maquinaria.

Garantiza la extracción del hormigón, facilitada por la porosidad del mismo y la limitada firmeza a la tracción ocasionada.

La gran diferencia con los sistemas mencionados anteriormente, es la posibilidad de actuar de manera directa y concreta en aquellos puntos de la infraestructura de hormigón que se encuentre dañada, permitiendo que las zonas o puntos no afectados puedan permanecer intactos.

El proceso es simple, ya que permite el acceso del agua al centro neurálgico del hormigón, ocasionando una rigidez interna en su justa medida para generar micro explosiones superciales en las zonas afectadas, a través del chorro de agua propulsado.

En relación al resto de partes y componentes de la infraestructura, persisten íntegros, quedando la porción de hormigón tratada, totalmente limpia y preparada para ser posteriori proyectado el nuevo hormigón, así como no permanenciendo ningún tipo de óxido en el mismo.

El procedimiento se puede llevar a cabo de manera comedida, permitiendo realizar la extracción del hormigón a diferentes presiones, ajustando velocidad, tiempo, y caudal del agua, así como otros requisitos que facilitan que se produzca un método más  externo, profundo o de forma total.

Para poder llevar a cabo este procedimiento, permite llevarse a cabo mediante una bomba, en nuestro caso de tecnología alemana como es Hammelmann, con motor diésel, con un sistema de transmisiones de tres velocidades que puede llegar a generar una presión de hasta 3000 bares, complementada con un sistema robotizado de hidrodemolición de CONJET, compuesto por una lanza que permitirá monitorizar, regular y facilitar la información de todo el proyecto que se lleve a cabo.

Por último hacer hincapié en el alto beneficio medioambiental, ya que es el sistema menos perjudicial para el mismo, no causando partículas ni niveles de ruido que con otros sistemas, como hemos mencionado al principio de la explicación, si podrían originarse. Siendo también el  más fiable en el ámbito laboral para los trabajadores, ya que podrán mantener una distancia adecuada, alejada de la zona de trabajo y evitar cualquier vibración o desgaste físico que pudiera ocasionarle.